Flipando fuerte: Clint Eastwood se quedó a nada de ser “Batman”

0
152
Clint Eastwood Batman

A Warner Bros. le quedó un sabor de boca horrible. Tras las exitosas adaptaciones de Batman que se marcaba Tim Burton, Joel Schumacher irrumpía en escena para destrozarlo todo. Batman Forever (1995) y Batman y Robin (1997) se convertían en dos de las peores obras del cine de superhéroes. De hecho, la segunda es considerada por muchos como la peor de todas. Así, no es de extrañar que en la major estuviesen ansiosos por recuperar a Bruce Wayne en su mejor versión.

Ante esta situación, los hermanos Hughes vieron su oportunidad soñada. Los responsables de Desde el Infierno o El Libro de Eli empezaban a preparar un proyecto de lo más ambicioso. Su plan no era otro que el de adaptar de forma libre la novela gráfica de Frank Miller, The Dark Knight Returns. La misma nos ofrecía un panorama en el que Bruce Wayne está retirado, pero que se ve obligado a enfundarse de nuevo el traje de Batman ante el terror que empieza a sembrar Harvey Dent en la ciudad de Gotham.

Clint Eastwood

Justo habíamos estrenado el nuevo milenio cuando los hermanos Hughes comenzaban a mover su proyecto. Así, la idea era clara: Conseguir a Clint Eastwood como protagonista. Qué mejor justiciero crepuscular que el hombre que dio vida a Harry El Sucio. De hecho, el enorme actor y director se dejaba querer. Y es que los planes de los directores eran crema.

Desgraciadamente, en Warner Bros. todavía no habían pasado página. Pese a que eran conscientes del descalabro sufrido por Batman con la propuesta “fluor”, en la compañía consideraron que la película era demasiado oscura, por lo que terminaban dándole carpetazo a una película que habría sido gloriosa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here